La Alberca, de los pueblos más bonitos de España

22 de agosto, 2019 - Turismo - Comentar -

La Alberca, enclavada en el corazón del Parque Natural de las Batuecas-Sierra de Francia, al sur de la provincia de Salamanca, es sin duda uno de los pueblos más representativos y bonitos de España. Declarado Conjunto Histórico Artístico en 1940, primer pueblo de España en lograr esta mención, destaca por su entramado urbano, conservando como pocos la arquitectura típica de la Sierra de Francia, además de por sus tradiciones centenarias, que se han ido transmitiendo de generación a generación.

CALLE DE LA ALBERCA

Si recorres sosegadamente las calles y plazas de La Alberca, te irás encontrando con atractivos rincones y perspectivas, en los que resalta una arquitectura popular levantada a base de piedras y  entramados de madera.

Cada una de las plantas superiores va sobresaliendo sobre la inferior, hasta llegar casi a tocarse los aleros de los tejados de las casas que se hallan frente a frente, lo que hace que en las calles se produzca un curioso juego de luces y sombras.

CALLE DE LA ALBERCA

Se ha dicho que la estructura urbana de La Alberca es la de una judería, por lo intrincado, laberíntico y secreto de sus calles. Pero tampoco han faltado quienes, al recorrer el pueblo, lo han asociado con los arrabales de Damasco.

Y no debes dejar de ver la Plaza, y de detenerte en ella. Con sus fachadas recorridas por dos series de balcones, con la luz de la cal, con sus soportales e hileras de columnas graníticas y con el crucero presidiéndola. Es, sin duda, el eje central de La Alberca.

PLAZA LA ALBERCA

La Alberca es así la unión, a lo largo de los siglos, de las culturas cristiana, islámica y judaica.

CALLE DE LA ALBERCA

 

 

Deja un comentario

El Albaicín. Plena historia de Granada

17 de marzo, 2019 - Turismo - Comentar -

El Albaicín es un barrio histórico y el más antiguo de la ciudad de Granada, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984, incluye toda la colina comprendida entre la calle de Elvira, la Plaza Nueva y la Carrera del Darro hasta San Cristóbal. En la etapa islámica, el actual Albaicín era un conjunto de diferentes núcleos urbanos independientes y no fue hasta la era moderna cuando alcanzó su actual concepto único de barrio. Durante tu visita al Albaicín podrás disfrutar de innumerables sensaciones y te adentrarás en épocas recónditas de siglos atrás, es el auténtico camino por la historia de Granada.

 

El Albaicín fue en su origen un núcleo que se extendía al nordeste de la Alcazaba Cadima. Existen varias versiones sobre el origen del topónimo Albaicín. La más aceptada es la que hace referencia a un vocablo árabe que designa al barrio de los halconeros. No fue hasta finales del siglo XV y principios del XVI cuando comienza a utilizarse el nombre indistintamente para referirse al pequeño arrabal original y a todo el conjunto urbanístico situado frente a la Alhambra.

 

Pasear por el Albaicín es realizar un viaje a sus raíces moriscas además de un disfrute para los sentidos. Recorrer su laberinto de estrechas calles perfumadas de jazmín, contemplar los jardines de los cármenes (sus típicas viviendas) o acompañar un aromático té con un delicioso pastelillo árabe, son experiencias que no debes perderte. Las yedras y buganvillas se descuelgan por tapias encaladas. En su interior, bellos jardines, huertas y árboles frutales hacen de los cármenes pequeñas alquerías. En ellas se derrocha una exuberancia y un colorido del que participan todas sus calles.

 

También desde este barrio puedes contemplar unas preciosas vistas de la Alhambra, de la ciudad y de la Vega granadina, como podemos comprobar en, por ejemplo, los miradores de San Nicolás y de San Cristóbal.

 

Deja un comentario