El Río Poqueira...naturaleza viva

30 de julio, 2019 - General - Comentar -

El río Poqueira es un corto río de montaña de la provincia de Granada que transcurre por la comarca de la Alpujarra Granadina. Nace en la zona central de Sierra Nevada, atravesando el barranco con el mismo nombre (Barranco del Poqueira), y desemboca en el río Trevélez, poco antes de que éste desagüe a su vez en el río Guadalfeo.

RIO POQUEIRA

 

El río Poqueira forma un impresionante barranco surcado por diversas acequias de origen árabe que permitían un aprovechamiento muy eficaz del agua para el regadío. En la actualidad, la agricultura ha desaparecido prácticamente dando paso al turismo. La fuerte orografía que ha de sortear el río ha permitido el establecimiento de varias centrales hidroeléctricas.

En la margen izquierda del río se asientan las localidades de Capileira, Bubión y Pampaneira. Prácticamente colgados de las laderas del valle, escalonados sobre el barranco se encuentran estas tres localidades pintorescas que han sabido conservar su arquitectura original, una arquitectura cuyos orígenes se encuentra en las tribus bereberes que poblaron estas tierras. De hecho las tres localidades están declaradas Conjunto Histórico-Artísticos. El barranco del Poqueira está parcialmente dentro del parque natural y su parte más alta dentro del parque nacional de Sierra Nevada.

VISTA DEL BARRANCO DEL POQUEIRA DESDE EL VELETA

El Barranco de Poqueira es una zona muy atractiva para practicar deportes como el senderismo, un plan ideal para los amantes de la Naturaleza. También ofrece varias pequeñas zonas de baño, “pozas” y bellas cascadas y pintorescos e históricos puentes que cruzan el río por varios senderos.

CASCADA EN EL RIO POQUEIRA

Su zona más encañonada, aguas abajo de Pampaneira, se utiliza para la práctica deportiva del barranquismo, suponiendo uno de los barrancos más largos y técnicos de Andalucía que suele realizarse al final del deshielo y en verano debido a que su gran cuenca de recepción produce caudales muy altos cuando se producen lluvias, y por tanto es muy sensible a las tormentas de verano en Sierra Nevada, que unido a la estrechez de sus paredes pueden hacerlo muy peligroso.

 

Deja un comentario

Los "Borreguiles" de Sierra Nevada

01 de julio, 2019 - General - Comentar -

Una de las imágenes más asombrosas de nuestra alta montaña, de las que más impresionan a los visitantes, la constituyen los conocidos como 'borreguiles', unas comunidades vegetales que se forman en torno a los 3.000 metros de altitud en torno a lagunas y arroyos con presencia permanente de agua procedente de la retirada de la nieve. Se trata de unos ecosistemas típicos que se corresponden fisionómicamente con un pastizal húmedo en verano pero cubierto por nieve una parte del año. En sentido amplio se llaman así a todas las comunidades propias de arroyos, fuentes, turberas y aguas nacientes de las partes altas de Sierra Nevada y a todos los prados de montaña que presentan un aspecto similar.

Los borreguiles son unos elementos del paisaje claramente diferenciados, que contrastan fuertemente con el resto del paisaje de la alta montaña, siendo los más típicos y extensos los que se forman en los restos de los antiguos glaciales. Los podemos encontrar en fondo de los valles glaciares, con su típica forma en 'U' con superficies poco inclinadas en las que el agua se remansa o se estanca o en las propias lagunas de origen glaciar.

En Sierra Nevada hay numerosos borreguiles. Entre los más grandes o importantes podemos destacar los de los Lavaderos de la Reina, los que forman la cabecera del río San Juan y los del Guarnón, (en la ladera noroeste del Veleta), los conocidos como Lagunillos de la Virgen y otros de la cabecera del Río Dílar (que aparecen en estas fotografías) o los de Siete Lagunas y los de Aguas Verdes, ya en la vertiente sur.

Estas interesantísimas y originales comunidades vegetales tienen un gran atractivo por su variado colorido y su contraste con las rocas que les rodean por lo que constituyen un bien de tipo cultural y espiritual de primera magnitud según la terminología que se utiliza en la actualidad para definir los servicios que proporcionan los ecosistemas.

Además de la gran importancia a nivel paisajístico, suponen la principal fuente de pastos para la ganadería extensiva trasterminante, especialmente de ganado bovino, que sube a aprovechar estos pastos en verano.

Por otro lado atesoran una extraordinaria biodiversidad con una gran importancia tanto cuantitativa, por el número de especies representadas, como cualitativa, ya que más de un tercio de las especies que habitan estas zonas son especies endémicas exclusivas (no se encuentran en ningún otro lugar del mundo) y, muchas de ellas han tardado millones de años en adaptarse y evolucionar para sobrevivir en unas condiciones tan difíciles y singulares como las de la alta montaña mediterránea.

Deja un comentario

EL CENTRO BUDISTA "O SEL LING", UN LUGAR DE PAZ

26 de marzo, 2019 - General - Comentar -

El Centro Budista O Sel Ling es un pequeño reducto de calma y tranquilidad. Un lugar donde el protagonista es el silencio, bien necesario para el retiro y el autoconocimiento. Y donde todo se detiene gracias a paisajes irrepetibles en pleno corazón de Sierra Nevada. Se trata de O Sel Ling, un centro de retiros budista ubicado en el término municipal de  Soportújar, en La Alpujarra granadina, a 1.600 metros de altura y rodeado de una quietud absoluta. Un sitio diferente y atractivo no sólo para desconectar durante unos días de todo lo que nos rodea, sino también para que cualquier persona pueda conocer un poco más sobre el budismo.

ENTRADA AL CENTRO

Este centro budista nació en 1980 de la mano de Lama Yeshe y Lama Zopa Rimpoché, dos lamas tibetanos. Y sólo dos años más tarde fue visitado por el Dalai Lama, quien bautizó al nombre como O Sel Ling, que significa Lugar de luz clara.

Hace más de dos décadas, este lugar fue conocido a nivel internacional porque en uno de sus pueblos cercanos, Bubión, se supo que el niño Osel Hita Torres era –para el budismo- la reencarnación del lama Yeshe. Hoy aquello parece una anécdota, pero desde entonces, personas de todo el mundo han pasado por sus instalaciones para formarse o realizar estancias de meditación. Toda persona, independientemente de su religión o creencia es bienvenida en este lugar de paz.

El lugar está dividido en diversos espacios. Uno de ellos alberga una docena de pequeñas cabañas construidas en piedra y madera al estilo tradicional alpujarreño y, por tanto, perfectamente mimetizadas en el entorno. En ellas se pueden realizar retiros de diferente duración, según las necesidades de cada persona. Hay un programa formativo a lo largo de todo el año y el espacio está bien habilitado para retiros de la larga duración, incluso por encima de los seis meses. Los precios son asequibles y bastan unos días en estas cabañas para acercarse a la filosofía del centro, conocer Sierra Nevada y empezar el camino hacia el encuentro con uno mismo.

Estos alojamientos, sencillos, austeros y cómodos, permiten a O Sel Ling cumplir uno de sus principales objetivos: ofrecer un lugar y espacio donde poder mirar hacia dentro y descubrir el funcionamiento de la mente y su naturaleza. Aunque a primera vista puedan parecer desventajas el no disponer de las comodidades a las que estamos acostumbrados, al experimentarlas, uno puede encontrar otros aspectos atrayentes al vivir en condiciones sencillas, aspectos que simplifican la vida y pueden ayudar a la interiorización y recogimiento. Nada mejor que hacerlo alejado de las distracciones y en una atmósfera inspiradora, algo que esta zona de la Alpujarra tiene de sobra. A partir de ahí, depende de cada uno.

Quien prefiera un acercamiento a este centro más rápido, tiene la oportunidad de realizar un pequeño recorrido por las instalaciones de O Sel Ling. Un paseo que permite hacerse una idea de un sitio que sorprende ya desde el primer paso gracias a su magnífica rueda de las oraciones. Se trata de una enorme caja metálica con grabados que, al girar, dice el budismo, tiene el mismo efecto que orar. Frente a ella se encuentra un centro de recepción para turistas y visitantes, inaugurado hace poco más de dos años.

MEDITACION CON TARA

A partir de ahí, un pequeño sendero va uniendo diferentes espacios, como el rincón donde se encuentra la estatua de Om mani padme hum, buda de la medicina o la estupa budista construida a finales de los años 80 y el cortijo principal, donde se realizan encuentros y formaciones. También el que, más arriba, alberga la estatua de Tara, la madre de la sabiduría, puesta allí a petición del Lama Zopa Rimpoché. La imagen descansa en una magnífica explanada de hierba desde donde se ve imponente el barranco del Poqueira y, en los días claros, se alcanza a ver al sur el mar Mediterráneo.

TEMPLO DE TARA

Deja un comentario